Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Tierra. por yuniwalker

[Reviews - 0]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

"¡Oh, mi princesa hermosa es una gran fabricante de bombas de mierda!"

Noah, que había acostado a la bebé en el gran sofá de la sala de estar, gritó como si estuviera en completo pánico. Lo que vio cuando le quitó el pañal a Callie, una cosita de apenas tres meses, fue una sorpresa de verdad impresionante. Sin embargo, aunque un sonido chirriante y estridente se escapó de su boca, la sonrisa no pareció desaparecer de su rostro ni una sola vez.

Noah, vestido con una camiseta holgada y pantalones cortos, con el pelo largo y rubio llegándole hasta la cintura, era un hombre increíblemente hermoso... Pero cuando cambiaba los pañales de la bebé parecía un completo anciano. Incluso, mirando a la niña, estaba gimiendo, quejándose todo el tiempo y subiendo y bajando los brazos como si fuera una mosca. Era diferente de la inexpresiva foto de identificación que aparecía en internet, donde estaba pulcramente vestido y aseado. Sin embargo, el hecho de que fuera una "hermosa belleza" no pareció cambiar jamás.
Y Noah, que se destacaba incluso por muy mal vestido que estuviera, empezó a cambiarle el pañal al bebé con una expresión un tanto extraña en el rostro. Como si quitar la caca de Callie fuera una misión de vida o muerte.

"¡Vamos, Vamos, Quédate Quieta! Bien, lo estás haciendo muy bien."

Noah no era el padre del bebé. Es más, se podría decir que eran compañeros de juego. Tenía la madurez digna de la pequeña criaturita que tenía a su lado.

Callie era el segundo hijo del primo materno de Noah, Félix Felice, y del omega Isaac, que se enlazó con él. Pero Noah estaba tan familiarizado con los padres de Callie, Félix e Isaac, como lo estaba consolando al bebé y cambiando sus pañales. Durante el día, cuando los padres de Callie iban a trabajar, Noah era el principal cuidador de la niña. Por supuesto, había una niñera resguardando al bebé e incluso durmiendo en la mansión. Pero cuando Noah no estaba ocupado, se hacía cargo de sus sobrinos en lugar de confiarle la tarea a los demás. Era toda una experiencia cuidar de un bebé tan recién nacido. Aunque se despertaba tarde en la mañana, tan pronto como Noah abría los ojos corría rápidamente hacia Callie y comenzaba su día sosteniendo a la bebé contra su pecho.

Aproximadamente tres meses después de que su padre lo diera a luz, había subido mucho de peso. Y ahora la pequeña criaturita era tan linda y bonita que no le costaba nada observarla todo el tiempo. Con el cabello negro y rizado, ojos azul pálido y mejillas rojizas, Callie era literalmente una linda bebé, como una muñequita. Entonces, ¿Cómo iba a cansarse alguna vez de abrazarla tanto? Además, ¿No habían dicho que el amor por los sobrinos era bastante común? Noah, que a veces estaba muy ocupado mordiendo y besando una y otra vez a su primer sobrino, Benjamín, también estaba pasando la mayor parte de su tiempo elogiando a su segundo sobrino, Callie. Siempre la abrazaba y comenzaba a decir lo bonita que era. Fue una ventaja adicional que comenzara a tomar fotos en su teléfono celular porque, incluso si alguien tomaba el aparatito para ver algo, solo aparecían fotos de bebés una y otra vez.

Pero hoy, en cuanto Noah había sacado su celular para tomar una foto de Callie, la niña había teñido su cara de un rojo brillante y luego había hecho popó ruidosamente. Noah, que tuvo que cambiarle el pañal, incluso arruinando la oportunidad de sacarle una foto, observó al bebé con una mirada llena de cariño mientras se quejaba. Y mirando hacia abajo, a la mierda de Callie, de pronto se acercó como si estuviera realmente asombrado:

"¡No, como haces eso siendo tan pequeña! Todo lo que comes es leche en polvo ¿Cómo puedes cagar tanto? Tu vientre regordete debe ser todo de mierda. De todos modos, ¿Cómo puedes hacer más de lo que comes, niña? ¡Maldita sea, hasta tu ropa está toda manchada!"

Noah sacó unas toallitas húmedas y le limpió las nalgas y los muslos, regañándola y culpando a la bebé mientras decía que era una "fabricante de bombas de caca". De todos modos, ahora Callie, la bebé de cabello negro de 3 meses, solo estaba sonriendo suavemente y riendo como si estuviera muy feliz. De verdad pareció sentirse mucho mejor después de hacer popó. Más descansada.

"Niña, es enserio, no te rías. Tendrías que tener más consideración ¿Sabes que va a pasar con tu mierda si luchas así? ¡Me va a salpicar!"

Incluso mientras murmuraba, Noah apenas pudo contener su sonrisa.  Después de Benjamin, su segundo sobrino, Callie, era tan radiante que no había logrado evitar reírse con fuerza. Incluso si era una chica que defecaba mucho, como bombas molotov, era un hecho que era muy, muy hermosa.


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).